A lo largo de la historia, los recipientes diseñados para beber cerveza han adoptado diversas formas y decoraciones que guardan relación con el país y la cultura cervecera desde hace miles de años. Aunque hoy en día en el mercado podemos encontrar mayoritariamente formas y materiales muy similares, lo cierto es que a lo largo de la historia se han utilizado diversidad de diseños y materiales para disfrutar de esta famosa bebida. A lo largo de los años se ha bebido cerveza en recipientes de diferentes tallas, formas y materiales procurando maximizar siempre el momento de beber cerveza. ¡Incluso para celebraciones!.

Aunque hoy en día lo común es beber la cerveza en vasos de cristal, lo cierto es que hace 150 años los vasos de cerveza estaban hechos de otro tipo de material ya que el cristal era caro y difícil de producir; solamente la clase burguesa y rica podía permitírselo. De mientras, la clase obrera bebía en vasos de arcilla, de metal o incluso de piel recubierta de alquitrán.

La capacidad de los vasos de cerveza van desde los dos mililitros hasta el litro. La geometría de los vasos afecta mayormente al aspecto de la cerveza, a su gusto y a su olor, así que si eres un cervecero exigente, es conveniente utilizar un tipo de vaso para cada tipo de cerveza. Los acabados y el tipo de cristal no son determinantes cuando hay que elegir un tipo de vaso; los vasos transparentes son los más comunes y son los que más se recomiendan. Existen otros con diseños facetados que pueden añadir un toque óptico inusual a la cerveza, pero no afecta en absoluto en la experiencia.

A continuación encontrarás los tipos de jarras y vasos más utilizados para servir cerveza:

Jarra clásica

Ideal para las cervezas tipo Ale suaves y amargas. Es una versión más recortada, ancha y manejable de los vasos altos de cristal tallado para las Pale Ale, famosas en 1840 en Inglaterra. Sus hoyuelos favorecen efectos ópticos.

Jarra bávara

Ideal para cervezas como la Pilsner, Helles y Oktoberfest. Es un diseño muy similar a las jarras de piedra que se utilizaron durante siglos. A mediados del siglo XIX, aparecieron los primeros hoyuelos gracias a las máquinas que tallaban y pulían el cristal.

Vaso Shaker

Original de Estados Unidos, este tipo de vaso se utilizaba para preparar cócteles. No se empezaron a utilizar hasta 1980, cuando se empezaron a llenar con cerveza artesanal. Este tipo de vasos no están recomendados para cervezas intensas y tampoco consiguen mantener el sabor o el aroma de la cerveza.

Pinta Irlandesa

Original del siglo XX, ideal para las cervezas stouts, porter y Ales inglesas. Su capacidad es de 568ml.

Pinta Nonick

Ideal para cervezas Ales inglesas, original del 1960. El bulto localizado en la parte superior facilita que el borde no se casque y es más fácil beber la cerveza de pie.

Vaso Snifter

Originalmente este tipo de vaso se utilizaba para beber brandy; ideal para cervezas tipo Stouts y vino de cebada. La profundidad y su pequeña estatura hacen que sea ideal para beber cervezas tipo Ales intensas.

Copa Tulipa

Es una de los recipientes ideales para beber cerveza ya que conserva el aroma gracias a su conicidad hacia el interior y permite que la cerveza de vueltas dentro del vaso. Empezaron a aparecer a finales del siglo XIX.

Vaso Pilsner

La forma que conocemos hoy en día empezó a aparecer a finales de la Edad Media pero no se aceptó hasta los años 30, gracias al movimiento artístico Art Decó. Su diseño aporta elegancia, estabilidad y su forma estrecha facilita apreciar el aroma del lúpulo y el color pálido de la cerveza.

Vaso Weizen

Es una evolución de los vasos altos con pie original de la Edad Media aunque ha ido evolucionando con formas curvas hasta el siglo XX. Mantiene la espuma de la cerveza gracias a su gran tamaño y conicidad. Ideal para cervezas de trigo.

Copa Cáliz o Bolleke

Ideales para cervezas intensas de alta fermentación. El significado de Bolleke es un término holandés que significa “bola pequeña” por su forma redondeada y compacta. Su conicidad hacia el interior concentra la espuma y el aroma.

Todos estos modelos y tipos de vasos ideales para jarras son ideales para disfrutar en condiciones de nuestra cerveza. Aunque importa el tipo de vaso o jarra utilizado también importa el recipiente donde está la cerveza y la temperatura que tiene que servirse. Para ello te recomendamos aprender las temperaturas ideales para servir cada tipo de cerveza y también puedes hacerte con un dispensador de cervezas para que puedas disfrutar de tu cerveza en casa.